Educar en la belleza a través del arte

Pinart es un un proyecto cultural impulsado por el Colegio Los Pinos (Ecuador) y la Fundación Parentes con su programa educativo BeLeader, con el objetivo de promover la sensibilidad cultural y artística en Quito. 

Este curso escolar se ha presentado con muchos retos: vuelta a las aulas y a la presencialidad después de la pandemia, recuperación de hábitos de estudio y retomar las tan preciadas relaciones personales con nuestro entorno más cercano de manera habitual. Todo esto, sin dejar de lado las particularidades de cada país y situación concreta de cada uno de ellos. 

En favor de promover la inteligencia emocional y mejorar las competencias sociales de nuestros alumnos – ahora más necesario que nunca- la Fundación Parentes, en el marco de la Red Educativa Internacional, ha establecido como prioridad educar en la sensibilidad y apreciación por lo bello. 

“La Educación Cultural y Artística para Los Pinos es una prioridad. Nuestras alumnas inician su recorrido en el mundo de la música, el teatro y las artes plásticas desde segundo grado de educación básica, después de una estimulación sostenida en los años del Preescolar”, destaca Lorena Hurtado, Coordinadora del proyecto Pinart.

Además de la dimensión cultural, Pinart cuenta con una proyección social, ya que se propone facilitar el acceso a la cultura a la población quiteña. Por esa razón, muchas entidades se han sumado a este proyecto. Algunas de ellas son entidades sin ánimo de lucro como Fudrine o la Fundación El Triángulo. Y también otras del ámbito educativo como el Colegio Intisana o la Universidad de los Hemisferios. Finalmente, también el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Ecuador se ha sumado como expresión de su apoyo para acercar la cultura a los niños y jóvenes de la ciudad con este tipo de iniciativas.

“Para nosotros es una prioridad enseñar a apreciar la belleza a través del arte, la música, la moda, el teatro, la arquitectura. Alcanzar a más niños y jóvenes de Quito involucrando a colegios públicos, fundaciones y entidades sociales que se han sumado voluntariamente a este proyecto”, comenta Renata Gómez, otra de las responsables del proyecto. 

En esta primera edición, Pinart contó con “Sociedad AnTónima”, quienes ofrecieron un concierto didáctico, musical e interactivo con su obra “Reino del Revés”. En este primer evento las fundaciones Fudrine y El Triángulo estuvieron presentes como invitados especiales. 

La segunda función estuvo a cargo de la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil del Ecuador FOSJE, bajo la dirección del Maestro Patricio Aizaga. En la primera parte del programa, se presentó la Serenata de Dvorak para Cuerdas compuesta en 1875. En la segunda, el público se sumió en un repertorio de música ecuatoriana.

Lorena afirma que “como educadoras, podemos constatar cómo las artes intervienen de manera positiva en el aprendizaje y desarrollo de las alumnas; pero queremos más, llegar muy lejos..”

Ya lo decía Aristóteles, lo bello es el camino más directo para encontrar la verdad.

Hasta la próxima edición…. 

_______

https://www.hacerfamilia.com/educacion/noticia-buen-gusto-ensenar-apreciar-belleza-20150918135753.html
https://attendis.com/educar-con-gusto/
https://pinart.ec/pinart-educacion-cultural-y-artistica/