Cada vez son más las mujeres que se interesan por el mundo de la ciencia, en especial, por el de las matemáticas. Hace pocos años, en 2018, se instauró por primera vez el Día Internacional de la Mujer en las Matemáticas, en honor a Maryam Mirzakhani, la primera y única matemática reconocida con una Medalla Fields en casi 100 años de historia del premio. El objetivo de esta celebración es, además de reconocer el trabajo de miles de mujeres que se especializan en este campo e inspirar a más niñas, jóvenes y profesionales a trabajar en esta área.

Aunque aún existe mucho camino por recorrer, actualmente en el mundo hay más niñas y adolescentes escolarizadas que antes, lo que representa una gran oportunidad de mejora para el futuro de las mujeres en esferas tan importantes como esta. Si desde la casa y las aulas impulsamos su crecimiento, seguridad y confianza sobre este campo, formaremos mujeres capaces de inspirar a otras y de eliminar barreras y estereotipos que inconscientemente se perpetúan.

Las niñas, desde temprana edad, tienen la capacidad de sobresalir en ésta área. Un ejemplo de ese trabajo constante lo vemos representado en los colegios que forman parte de la Red Educativa Internacional de la Fundación Parentes en países como Croacia (Osnovna škola Ružičnjak) , República Checa (Parentes CZ), Ecuador (Colegio Los Pinos), entre otros, donde se motiva a que las niñas y adolescentes se interesen por las matemáticas de una manera real y divertida. Las clases prácticas, más el trabajo que se hace desde casa, impulsan a que se conviertan en referentes y modelos a seguir para futuras generaciones, haciendo de las matemáticas una herramienta para el éxito de muchas de ellas.