• La Red Educativa Internacional de la Fundación Parentes está formada por colegios ubicados en distintos países de los 4 continentes. 
  • Alrededor de 2.200 alumnos de escuelas infantiles, educación primaria y secundaria han empezado el curso escolar 22-23 con mucha ilusión por continuar con el proyecto educativo en sus respectivos colegios. 
  • Equipos directivos, profesores y personal no docente seguirán recibiendo apoyo desde la Fundación Parentes para continuar con los objetivos académicos y de formación.

 

Madrid, 14 de septiembre de 2022.- Alrededor de 2.200 alumnos de infantil, primaria y secundaria de la Red Educativa Parentes, comienzan un nuevo curso escolar en lugares, culturas y contextos diferentes. 

La Red Educativa Internacional de la Fundación Parentes sigue trabajando con el fin de conseguir una excelente formación académica unida a la formación del carácter en los distintos colegios.

Durante este curso escolar, la Red Educativa seguirá con la propuesta basada en el trato personal con el alumno y su familia, destacando el papel de los centros educativos en la sociedad actual. La formación continua de los directivos y equipos docentes es clave para ofrecer una educación de calidad.

Desde septiembre, numerosas familias se han sumado al proyecto educativo, con el fin de que cada uno de sus hijos saque el máximo partido a sus competencias y formen parte activa de una sociedad cada vez más dinámica.

En la actualidad la Red Educativa Internacional cuenta con 7 colegios ubicados en Croacia (Ružičnjak, Klinci Rinci, Lotrščak), República Checa (Parentes CZ), Reino Unido (St. Bede´s), Lituania (Šeimų darželis), Ecuador (Los Pinos) y Suecia (Kid´s Garden); y ayuda a más de 36 instituciones educativas, asociadas a través de distintos proyectos a la Fundación Parentes. 

En estos centros, además del área académica, se desarrolla una metodología y sistema de gestión propio, que son modelo y referente para el resto de centros que se benefician de las ayudas. Además, formar parte de una red permite a los centros mantener su identidad propia  al mismo tiempo que se enriquecen de los conocimientos que ofrecen diferentes culturas, situaciones e idiomas.